Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

¿Por qué es importante la protección de datos?

Miguel Barrero
Por Miguel Barrero el jueves 8 de febrero de 2018
Formador y colaborador de Criteria.

La protección de datos es un tema de actualidad en estos momentos debido a los cambios normativos que se están produciendo, un tema que conviene tomarse en serio. En mayo de este año será aplicable y exigible el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE, que supone un compromiso y una exigencia mayores en la protección de este derecho fundamental.

Las empresas y entidades deben ser conscientes de que los datos personales que tratan no les pertenecen y, por tanto, tienen la responsabilidad de hacer un tratamiento adecuado de los mismos. Como los datos personales pertenecen a su titular y no a las organizaciones que los utilizan, la normativa establece una serie de derechos básicos que tienen los interesados, que son los auténticos propietarios de los datos de carácter personal. Así, nos encontramos con los derechos básicos de acceso, rectificación, cancelación y oposición (derechos ARCO), que se verán ampliados con la aplicación del RGPD (por ejemplo, el derecho al olvido o a la portabilidad de los datos). De esta forma, los interesados pueden ejercer el control sobre sus datos personales, evitando así que sean utilizados con una finalidad distinta para la que fueron proporcionados.

Por otro lado, la normativa determina una serie de obligaciones para los responsables y encargados del tratamiento, habitualmente las empresas y entidades que manejan estos datos, como son la aplicación de una serie de principios básicos (por ejemplo, la calidad de los datos, el deber de información o el deber de secreto), la aplicación de una serie de medidas de seguridad, dar respuesta al ejercicio de los derechos de los interesados mencionados, solicitar el consentimiento para determinados tratamientos, regular la cesión o comunicación de datos a terceros, etc.  Estas obligaciones tienen como finalidad proteger los datos personales haciendo de su protección una responsabilidad para las empresas y las entidades que tienen acceso a estos datos. Finalmente, en este escenario, los gobiernos legislan al respecto y crean las instituciones encargadas de hacer cumplir la normativa.

Un día cualquiera, en cualquier lugar, cualquier persona está constantemente facilitando datos de carácter personal a empresas y a administraciones públicas. Por ejemplo, para abrir una cuenta bancaria, darse de alta como usuario de una biblioteca, alojarse en un hotel, apuntarse en un gimnasio, solicitar el servicio de reparto del supermercado, obtener la tarjeta de fidelización de unos cines, participar en un curso de cocina fácil, comprar un billete de avión a través de una página web o solicitar licencia de obras en el Ayuntamiento correspondiente. En todas estas situaciones se produce un tratamiento de datos de carácter personal. Además, la complejidad de esta materia aumenta con la aparición de nuevas situaciones que antes no existían: la economía colaborativa, los cloud services, el Big Data o el Data Analytics…

Cuando sea necesario traspasar datos de carácter personal al relacionarse con otras personas, empresas o entidades, es preciso asegurarse antes que dichas personas, empresas o entidades cumplen con la normativa en protección de datos y, por tanto, que están garantizando un uso y un tratamiento adecuados de los mismos. En esta línea, es de destacar que el nuevo RGPD introduce el Principio de Responsabilidad Proactiva que supone que el responsable del tratamiento debe aplicar las medidas técnicas y organizativas apropiadas a fin de garantizar y poder demostrar ante interesados y autoridades supervisoras que el tratamiento es conforme con lo establecido en esta normativa. 

¿Está tu empresa preparada? ¿Cumple con la normativa? Te ayudamos a lograrlo.

Contacta con Criteria

Si te ha gustado esta entrada, ¡compártela!
    

No te pierdas ningún artículo. ¡Suscríbete a nuestro blog!