Los 3  pasos para crear un curso multimedia de calidad

Publicado por Begoña Colorado el lunes 10 de octubre de 2016
Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

Con la cantidad de aplicaciones y herramientas informáticas disponibles hoy en día y gracias a su fácil acceso puede resultar muy tentador para cualquier persona lanzarse a crear un curso on line.

Sin embargo, las cosas no son tan simples como parecen. Si lo que queremos conseguir es un aprendizaje coherente que permita al alumnado adquirir una serie de conocimientos de forma consistente, gracias a un contenido atractivo y pedagógico que le incentive a continuar con la formación, necesitaremos algo más.

Siempre hay que tener en cuenta los siguientes puntos para conseguir que la formación on line sea de calidad.

PASO 1 - CONTENIDO

El contenido es la raíz del curso y su razón de ser, es lo que se va a transmitir al alumnado y lo que queremos que quede fijado en su memoria, por lo que resulta primordial que sea de calidad, tanto en el fondo como en la forma.

esquema.jpgEl contenido deberá ser elaborado por personas que tengan un profundo conocimiento sobre el tema abordado y debe estar basado en materiales provenientes de fuentes autorizadas y fiables. Pero no sólo es importante lo que hay que decir, también cómo se dice, por lo que los textos deben estar bien redactados y mostrar coherencia y cohesión, a la vez que deben resultar inteligibles para el nivel de las personas que se van a formar con ese contenido.

PASO 2 – DISEÑO INSTRUCCIONAL

Una vez disponemos de un contenido de calidad llega el momento de empezar a moldearlo. A este proceso se le puede llamar de varias maneras: pautas pedagógicas, guionización, diseño instruccional... Sea cual sea el nombre que queramos ponerle, el objetivo es valorar los siguientes aspectos:

  • Las necesidades formativas y los objetivos de aprendizaje.
  • Los recursos que se van a utilizar (animaciones,  casos prácticos, vídeos, imágenes, pantallas, actividades, etc.)
  • La línea argumental.
  • La metodología.

Todos estos factores, que conformarían el esqueleto de un curso, deben ser trabajados por personas con una amplia formación pedagógica. Este esqueleto se recoge en un guión que posteriormente pasa a manos del equipo encargado de la producción en el que se transmite lo que el cliente quiere y necesita, desde el punto de vista técnico y de diseño.

Contenido + diseño instruccional + producción = curso on line de calidad

La fase de diseño instruccional representa el nexo de unión entre el contenido base y el resultado final del curso, por lo es el punto desde donde se suele dirigir el proyecto.

PASO 3 - PRODUCCIÓN

Cuando el resto de pasos están ya definidos llega el turno de la parte creativa, en la cual un equipo de diseño pone sobre la mesa todos sus recursos técnicos y su creatividad y, basándose en las indicaciones pedagógicas establecidas en el paso anterior, se esfuerza para producir un curso atractivo y dinámico.

Al final, el resultado visual dependerá de los recursos que se quieran o puedan invertir, por ejemplo, no tiene el mismo coste si un texto aparece en pantalla que si hay una voz detrás locutando, pues el volumen de trabajo es muy diferente.produccion.jpgEn definitiva, si se quiere obtener un recurso que garantice la calidad hay que fijarse en que el contenido sea bueno, que se base criterios pedagógicos para su diseño y que se apliquen recursos multimedia atractivos que incentiven al alumnado.

Transformamos tu contenido en un curso on line atractivo y con criterio pedagógico. ¡Descubre cómo!

Descubre nuestra Factoría de Contenidos

Si te ha gustado, ¡comparte esta entrada!
    

No te pierdas ningún artículo. ¡Suscríbete a nuestro blog!