Tiempo de lectura aproximado: 2 minutos

Liderar con responsabilidad

Ester Castelló
Por Ester Castelló el viernes 4 de mayo de 2018
Consultora y formadora especializada en recursos humanos, Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y Seguridad y Salud Laboral.

En la edad moderna surgieron líderes en momentos de grandes crisis guiando a las comunidades. Ellos han sido los pioneros en los paradigmas de cambio cultural como lo fue por ejemplo Gandhi o Mandela. Ellos supieron responder a las necesidades de la época en la que vivieron y ofrecieron a la sociedad grandes retos de transformación para su país y sus generaciones.  

Un líder empresarial en la actualidad es aquel que como responsable de un negocio trabaja con su equipo inspirando confianza y credibilidad. Trabaja rompiendo con las tradiciones meramente productivas para atender a la deuda o compromiso social de la empresa a la que representa en el entorno socio económico en el que se desarrolla.

Ambos líderes, el de la edad moderna y el de la actualidad, tienen papeles muy parecidos, el de liderar con responsabilidad grandes compromisos con la sociedad en la que se interactúa.

El liderazgo ético de las empresas, en sociedades como la nuestra, es imprescindible para modelar la globalización que vivimos y para paliar las consecuencias negativas que ésta tiene y así alcanzar un desarrollo económico, social y medioambiental sostenible.

Liderar apostando por la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es gestionar una organización apostando por el desarrollo social, productivo, tecnológico y ambiental más directo de la organización, para satisfacer las diferentes necesidades de producción del entorno, con una visión de desarrollo humano y económico sostenible.

El líder que apuesta en su organización por una gestión correcta de la RSE va generando con sus acciones un marco de confianza recíproco que resulta imprescindible para que la sociedad en la que está inmersa su organización se desarrolle en sus diferentes aspectos y, de forma exponencial, se vea beneficiada ésta en los aspectos económicos y empresariales.

Un líder vinculado con la RSE lleva a cabo acciones muy concretas en la organización que están dirigidas a la vinculación de la empresa con su entorno más inmediato, atendiendo las necesidades de la sociedad en la cual está inmersa su organización, en sus aspectos de necesidades materiales, emocionales, económicas, educativas y medioambientales.

Para poder liderar una organización donde la RSE sea un pilar de la actividad empresarial, el líder debe actuar de forma íntegra, motivadora, creativa, aportando originalidad a los proyectos que ofrece a la sociedad más directa, proporcionando inspiración y confianza, trabajando en grupo y en equipo, comprometido y socialmente responsable con los ciudadanos, los trabajadores y el medioambiente.

El líder, por naturaleza empresarial, se orienta hacia la necesidad de resultados. En el área de RSC, el líder busca que los resultados sean altamente efectivos, atractivos en la satisfacción y de alto impacto social. Para gestionar de forma correcta los resultados de la gestión en RSC, el líder buscará siempre las transacciones entre otros líderes y seguidores, porque las vinculaciones son necesarias para complementarse y retroalimentarse. Sin vinculación no habrá desarrollo y crecimiento social, político y estratégico de la empresa y de cada uno de sus componentes.

Toda empresa se encuentra en un entorno en el que hay personas con necesidades, capacidades o discapacidades y recursos que hay que liderar y gestionar para beneficiar al capital humano, social y medioambiental de la organización, y devolviéndole al medioambiente lo que en su momento le quitamos. De esta forma y solo así se lidera con responsabilidad social empresarial.

Si te ha gustado esta entrada, ¡compártela!
    

No te pierdas ningún artículo. ¡Suscríbete a nuestro blog!