Tiempo de lectura aproximado: 4 minutos

¿Tienes en cuenta tu employee experience?

Oscar Guila
Por Oscar Guila el miércoles 30 de noviembre de 2016
Business Development Manager de Criteria.

La cultura del employee experience está extendiéndose cada vez más por los departamentos de recursos humanos. Si en las empresas ya nos preocupamos de la experiencia que tienen nuestros/as clientes/as durante todo el ciclo de interacción con nuestra organización, ¿cómo no vamos a tener en cuenta a las personas que están en contacto con estos/as clientes/as? Si no somos capaces de dar una buena experiencia a nuestros equipos, ¿cómo vamos a conseguir que estos la transmitan?

Tener en cuenta la experiencia que la plantilla tiene cuando se relaciona con la empresa hará evolucionar la gestión de nuestros recursos humanos, poniendo el foco en las personas, lo que repercutirá en la mejora de la competitividad del negocio. Así lo ven empresas como Adobe, que ya ha creado un Departamento de Customer and Employee Experience para alinear estos dos aspectos; o Airbnb, que ha prescindido del departamento de recursos humanos tradicional para formar un Departamento de Employee Experience.

El entorno social y económico han cambiado y ya no se trata de que alguien quiera trabajar en nuestra empresa por una cuestión de necesidad. Las personas trabajadoras han ganado poder de decisión, sobre todo en determinados segmentos en los cuales las empresas compiten ferozmente por el talento, y debemos conseguir que quieran unirse a nuestros equipos por la atracción que ejercemos como marca empleadora.

Tradicionalmente los mecanismos que las empresas hemos usado para atraer y mantener a nuestras plantillas estaban, por lo general, relacionados con el entorno cultural: la estructura empresarial, el estilo de liderazgo, las compensaciones y beneficios, etc. Pero esta es solo una de las áreas que debe cubrir una buena experiencia de empleado/a. Además, hay que considerar otros dos aspectos:

  • El entorno tecnológico, que tiene en cuenta las herramientas necesarias para realizar el trabajo de forma óptima. No debemos olvidar que la fuerza de trabajo es cada vez más móvil y está más conectada.
  • El entorno físico, que se basa en todos aquellos elementos tangibles que envuelven el ámbito de trabajo, como el mobiliario, la comida, la decoración, etc.

3.jpg

La lista de factores que pueden contribuir a mejorar la experiencia de empleado/a es inmensa pero podemos segmentarlos en diferentes partes del viaje a través de la empresa, ya que esta experiencia empieza en el primer momento en que una persona candidata toma contacto con la organización y finaliza cuando la abandona, e incluye toda la trayectoria formando parte del equipo.

Con una cultura de employee experience nos convertiremos en referentes para atraer nuevo talento.

Atracción y reclutamiento

Procurar que cualquiera pueda hacernos llegar su solicitud sin problemas, que conozca en todo momento la situación de su solicitud, que la oferta de trabajo sea clara y detallada, que los formularios funcionen correctamente y sean sencillos de rellenar, que nuestra página de empleo esté adaptada a dispositivos móviles... Este tipo de detalles demuestran que desde el primer instante nos preocupamos por las personas, aunque todavía no formen parte de nuestra organización, y harán que el talento pueda fluir hasta nosotros/as.

Onboarding

Una rápida adaptación a la organización, su cultura, equipos y entorno va a mejorar la eficiencia de la persona empleada y su confianza. Las empresas debemos apoyar y acompañar en todo momento y facilitar las herramientas necesarias a las nuevas incorporaciones para que estas conozcan su hoja de ruta desde el primer minuto y no se sientan perdidas, principalmente durante sus primeras semanas en el puesto.

Fidelización

Crear espacios de trabajo agradables, procurar que todas las personas tengan las herramientas necesarias para desarrollar sus tareas correctamente, ofrecer buenas condiciones laborales... Combinando propuestas que tengan en cuenta los tres entornos -cultural, tecnológico y físico- conseguiremos crear experiencias positivas que harán que nuestra plantilla se sienta a gusto en la empresa, lo que incrementará la motivación, reducirá la rotación y ahorrará costes.

Desarrollo

Las organizaciones debemos promover una cultura de desarrollo y facilitar a las personas que forman parte nuestra oportunidades para que aumenten su formación, lo que les ayudará a llevar a cabo un mejor trabajo diario y a progresar en su desarrollo laboral. Esta formación debe estar alineada, en la medida de lo posible, con mecanismos que permitan, a aquellas personas de la plantilla que estén preparadas y que lo deseen, poder mejorar su posición y crecer profesionalmente dentro de la empresa.

Offboarding

Debemos ser conscientes y entender que por muy buena que sea la experiencia que brindemos a nuestros equipos, todavía existen muchas causas que pueden hacer que una persona quiera abandonar la empresa.

Olvidarse de proporcionar una buena experiencia en el momento de finalizar la relación significaría echar por tierra el trabajo realizado con anterioridad. Esa persona podría volver a formar parte de nuestra organización en el futuro, o puede hablar de la suerte que ha tenido y lo bien que se ha sentido trabajando a nuestro lado, lo que atraerá a más personas.

flow5.jpg

No existe una fórmula mágica ni un patrón único a la hora de adoptar una cultura de employee experience, cada empresa es un mundo y la experiencia ideal de una no tiene por qué parecerse en nada a la experiencia ideal de otra.

Existen muchas prácticas que adoptar de forma sencilla y que pueden ayudarnos a construir una cultura centrada en la satisfacción de nuestras plantillas. De esta manera, no solo seremos capaces de retener y desarrollar al mejor talento, además nos convertiremos en referentes para atraer nuevo talento e incrementar nuestras oportunidades de éxito a largo plazo.

¿Te ayudamos con la formación de tu plantilla?

Contacta con Criteria

Si te ha gustado, ¡comparte esta entrada!
    

No te pierdas ningún artículo. ¡Suscríbete a nuestro blog!