5 razones para formar a toda la plantilla como embajadores/as de marca

Publicado por Oscar Guila el miércoles 5 de octubre de 2016
Tiempo de lectura aproximado: 4 minutos

Si te pido que pienses en las personas que representan a tu empresa y a tu marca, ¿quién te viene a la cabeza? Seguramente te habrás centrado en los cargos directivos, el personal del departamento comercial y el del departamento de marketing, mientras el resto de la plantilla permanecía al margen de tus pensamientos. Aunque generalmente esta, o parecida, suele ser la respuesta de las personas a las que se les plantea esta pregunta, la correcta es...

¡Todas! Sí, todas las personas que trabajan en tu organización representan a la empresa y a la marca y existen grandes incentivos en ofrecer una óptima formación a toda la plantilla en la misión, visión y valores, para que conozcan la imagen de marca y puedan resultar buenos/as embajadores/as.

A continuación te presentamos 5 razones clave que seguro te ayudarán a tener en cuenta este factor y darle la importancia que merece de ahora en adelante.

1. Refuerza tu empresa

Las marcas se construyen sobre su reputación, relaciones y capital intelectual; en otras palabras, su gente. La forma más efectiva de alcanzar la excelencia es asegurarse de que cada persona empleada en la organización entiende su función en el apoyo a la comunicación de la marca y por qué es importante esta función. Deben conocer qué es lo que convierte a la organización en única..

Sólo de esa manera podrá transmitir la información a su entorno de forma correcta y se mantendrá la cohesión y coherencia del mensaje que quiere transmitir la empresa. El desarrollo de iniciativas formativas debe asegurar que toda la plantilla, a todos los niveles, es consciente de la "promesa de marca" y está dispuesta ayudar a cumplir esa promesa.

2. Incrementa el employee engagement

O lo que es lo mismo, el compromiso de las personas empleadas. Hacerles partícipes de lo que significa la empresa y demostrarles su importancia en la transmisión de estos valores hará que se sientan más integrados/as y como piezas importantes de un engranaje mayor.

Pero para generar este tipo de entusiasmo y unidad, la plantilla debe sentir que comparte un propósito, una conexión con la misión, la visión y los valores de la compañía, y que entiende cómo contribuye al éxito de la empresa. Además, se le debe dotar de las herramientas comunicativas adecuadas para transmitir estos mensajes, ya sea a través de un encuentro en persona, una llamada, un email o las redes sociales.

¿Te imaginas hasta dónde podría llegar tu mensaje si cada empleado/a se convirtiera en un altavoz de tu marca?

3. Mejora tu marketing

Si tu plantilla está comprometida con la marca y se siente orgullosa de formar parte de ella se convertirá en una importante herramienta de marketing. Una buena formación inicial sobre la marca asegurará que la información llegue en cascada de forma correcta al mercado, manteniendo una imagen de marca consistente.

Aunque en sus puestos de trabajo no tengan contacto directo con la clientela de la empresa, todas las personas se relacionan con su familia, amistades, vecindad... Además de eso, utilizan sus redes sociales para compartir su vida con mucha más gente. ¿Te imaginas hasta dónde podría llegar tu mensaje si cada empleado/a se convirtiera en un altavoz de tu marca? Demuéstrales que juegan un papel fundamental dentro del marketing de la compañía y recompénsales por incluir a la marca en su día a día. 

Cuanto más conozcan la marca, más cercana a ellos la sentirán y de forma más real y natural se lo transmitirán a las personas de su entorno, reforzando las acciones de marketing existentes.

4. Mejora la contratación y la fidelización

Los/las trabajadores/as comprometidos/as sienten lealtad hacia la organización y lo que representa, por lo que suelen permanecer más tiempo en su empleo, reduciendo la cantidad de procesos de contratación, con todo lo que eso implica.

Pero no solo se mejora la fidelización de las personas que ya forman parte de la plantilla, también se atrae nuevo talento. Un/a empleado/a comprometido/a manifiesta en su entorno lo que significa trabajar para tu marca, lo que mejora la reputación de la empresa como buen sitio en el que trabajar, incentivando que muchas personas quieran formar parte de esa cultura de empresa, consiguiendo atraer talento mejor cualificado con menos esfuerzo.

5. Ahorra tiempo y dinero

Si le das a tu plantilla el conocimiento necesario sobre la marca, cómo quieres que esta sea vista y consigues que se sienta comprometida, verás como su moral mejora, lo que repercutirá en una mayor productividad. Además, todo el marketing que hagan tus empleados/as por ti reducirá el tiempo y los recursos que necesitas dedicar para llegar a más clientes/as, así como el coste de las acciones.

Y si encima de todo tienes una fila de personas talentosas con ganas de trabajar en tu organización, y las que ya están en la empresa no quieren marcharse porque se sienten orgullosas de pertenecer a tu marca, conseguirás liberar al departamento de recursos humanos de procesos de contratación y reducirás costes.

Con estos resultados resulta evidente entender por qué las empresas deberían formar a toda su plantilla como embajadores/as de su marca. ¿Tiene sentido, verdad?

Transformamos tu contenido en un curso on line atractivo y con criterio pedagógico. ¡Descubre cómo!

Descubre nuestra Factoría de Contenidos

Si te ha gustado, ¡comparte esta entrada!
    

No te pierdas ningún artículo. ¡Suscríbete a nuestro blog!